HISTORIA DEL JABÓN

 

Tal vez sea el jabón el producto cosmético del que todos tenemos referencia en nuestra memoria, Quién no recuerda un jabón perfumado en casa, en los cajones, en el baño? Quien no recuerda a una abuela, a una tía...removiendo una  masa viscosa en un barreño? El jabón pertenece a nuestros recuerdos más familiares.

Nuestras abuelas usaban aceites de casa, de Oliva. También podían usar grasas animales aunque no era tan habitual. A esta grasa se le añadía un alcalino, sosa caustica , y removiendo se esperaba a que “saponificara” creaba espuma, y así ya lo colocaban en una bandeja y a enfriar.

La lavanda (Espigol en nuestra zona de Morella) , el romero, el tomillo eran algunas de las plantas que se usaban para perfumar esos pequeños jabones. Si los aceites eran limpios se perfumaban, si eran “reciclados” se usaban para lavar la ropa y en ese caso no se perfumaban, en ocasiones se les añadía ceniza para intensificar sus activos, sería recordando la mitología Romana?

La mitología Romana nos acerca al Monte Sapo, y nos cuenta que fue en la ladera de este monte donde se produjo la reacción química de saponificación, es decir, se unió el agua procedente de las lluvias, con las cenizas y las grasas procedentes de sacrificios rituales de animales, dando origen al jabón. Aunque otras tradiciones nos acercan a la ciudad de Savona, cerca de Génova donde se elaboró el primer jabón sólido. Destaca el parecido etimológico entre el nombre de la ciudad y la denominación francesa de jabón “savon” e italiana “sapone”.

De una forma o de otra lo que queda claro que la necesidad del ser humano por estar aseado y perfumados es muy antigua, tanto como el origen del jabón. Ese jabón que no solo servía para asearse, se usaba también como ungüento para aliviar dolores o relajar el cuerpo. No dista mucho esas costumbres de las nuestras actualmente, donde la zona de baño se ha convertido en sinónimo de relax y bienestar.

Disponemos de datos históricos que sitúan el origen del jabón en Mesopotamia, sobre el IV milenio a.C . No era propiamente jabón sino una tablilla creada con aceites hervidos con resinas, sal, potasio... y su uso era para el cuidado en usos textiles, hechos con fibras o con  pieles... Así en Egipto existen  testimonios que nos muestran el uso de una “Tablilla” similar, esta hecha con aceites y otros elementos y nos confirman que se usaba frecuentemente.

La primera fábrica de jabones queda fechada en Roma, en la ciudad de Pompeya, sobre el II milenio AC, en esa época las mujeres ya los usaban para el cuidado de sus cabellos. Algunos escritos confirman que fueron los galos los que inventaron el jabón, creado con aceites y el agua del lavado de cenizas... Cierto es que es romanos y griegos usaban aceites, principalmente el aceite de oliva, para el cuidado de su cuerpo. Y que es el jabón más que un aceite solidificado,no?


Donde estamos
Tienda de Jabones artesanos naturales, aromas y ambientacion en Morella (Castellon).
Puedes comprar online o visitar nuestra exposición en:
calle Blasco de Alagón, 13
Morella
Castellon
12300
964 16 09 51
España